fbpx

Los avances tecnológicos del transporte de carga que debes conocer

La industria del transporte terrestre de carga se caracteriza por mantenerse en la cresta de la oleada de transformación digital y modernización.

Para las empresas de este giro, comprender los focos de innovación y aplicarlos o adaptarse a estos son requisitos fundamentales para triunfar y mantener la capacidad competitiva.

Dicho esto, a continuación listaremos 4 de los más sorprendentes avances tecnológicos asociados al transporte terrestre de carga, tomando en cuenta tanto los que ya son una realidad como los que están en pleno desarrollo.

¡Lee hasta el final!

1. Sistemas integrales de rastro satelital

Sin duda, estas soluciones llegaron para cambiar para siempre la gestión de las operaciones de autotransporte.

Gracias a las plataformas y sistemas de rastreo satelital es posible migrar a un modelo de funcionamiento inteligente, basado en el control operacional en tiempo real y en la prevención de problemas tradicionales de la industria, como:

  • incumplimiento de logística;
  • robo de unidades de transporte y mercancía;
  • accidentes viales como consecuencia de una mala conducción;
  • ineficiencia en el control de mantenimiento;
  • falta de monitoreo oportuno.

Estos males, que sufren hasta el 85% de las organizaciones de autotransporte, se evitan por medio del tablero de control logístico que proporciona una herramienta de este tipo. Entre otras cosas, esto te señalará entradas y salidas a zonas de estadía recurrente, desvío de rutas y estatus de cumplimiento y tiempo de estancia en talleres mecánicos.

Por supuesto, en general, te permitirá saber en tiempo real en dónde se encuentran tus unidades y te enviará alertas ante patrones de riesgos, entre esto el tiempo excedido detenido en ruta, unidad en ocio o fuera de logística programada y uso de unidad en horario no autorizado.

Incluso, muestra detalles técnicos, asociados al estado de la unidad y a las prácticas de manejo, como:

  • revoluciones por Minutos del motor;
  • porcentaje de pedal aceleración;
  • peso del eje (Kg);
  • temperatura de anticongelante (°C).

Varios de los agregados de valor mencionados reflejan que los sistemas de rastreo también ayudan a detectar y prevenir patrones de riesgo de extracción ilegal de combustible. Incluso, se integran con soluciones que informan en tiempo real los niveles de los tanques, al mismo tiempo que notifican las cargas incompletas y los intentos de ordeña.

2. Mapeo y pronóstico de rutas y tráfico

Esto es posible gracias a la integración del Big Data, el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial y el Machine Learning.

Gracias a todas estas tecnologías, las bases de datos pueden alimentarse de la información recolectada por cámaras de seguridad, semáforos inteligentes y diferentes dispositivos, permitiendo una gestión centralizada e inteligente con verdadero conocimiento de las rutas y capacidad de predicción.

También, dentro de esta ecuación de mapeo general, remoto e inmediato podemos incluir a los dispositivos y sistemas GPS, que de por sí ya brindan información muy precisa y cualitativa.


3. Vehículos autónomos y con rangos de automatización

Todo apunta a que nos estamos dirigiendo a un escenario en el cual los camiones, en el caso de la industria del autotransporte, cada vez serán menos operados por humanos.

Eso llevaría a que los operadores se dediquen más a labores relacionadas con la planeación y el análisis de las operaciones, agregando valor al negocio.

Mientras llegamos a ese punto, la industria automotriz de a poco está avanzando en los distintos niveles de autonomía y automatización, que son los siguientes:

Nivel 1

Aquí nos encontramos con coches con soluciones de asistencia al conductor. Se trata de tecnologías que permiten configurar una determinada velocidad en carretera o configurar el manejo para que se mantenga en cierto carril.

Hoy ya existen muchos camiones y vehículos con este nivel básico de automatización, que se está consolidando como un agregado de valor indispensable en los nuevos modelos.

Nivel 2

A este nivel se le conoce como automatización parcial, y se caracteriza por contar con 2 o más sistemas avanzados de asistencia al operador.

Además del mantenimiento de la velocidad y el ajuste de carril, entre estos elementos de asistencia encontramos el frenado de emergencia.

Se le llama automatización parcial porque, si bien integra varias soluciones, el operador tiene que seguir monitoreando de cerca la dinámica de manejo y movimiento.

Nivel 3

Entramos en la fase de la llamada automatización condicional, que representa un importante avance con respecto a los niveles anteriores.

Hablamos de una capacidad de automatización total en ciertos tramos, recorridos y trayectos, es decir, condicional.

Un ejemplo de esto es la solución Audi AI Traffic Jam Pilot de Audi, la cual todavía está esperando aprobación en varios países. Por medio de la misma se puede configurar el funcionamiento autónomo total en zonas de tráfico avanzado y en autopistas, salvo en las entradas o salidas de las mismas.

Nivel 4

Es la alta automatización, que garantiza el funcionamiento autónomo en su totalidad y en diferentes condiciones.

Sin embargo, estos vehículos cuentan con pedales, volantes, mandos y otros elementos que también permiten que sean manejados por humanos.

En el futuro, estos autos podrían tener limitaciones – establecidas por las autoridades – en cuanto a la velocidad tope y a zonas específicas de circulación.

Actualmente hay varios prototipos de coches con este nivel de automatización, pero ninguno está disponible en el mercado para la compra por parte de particulares.

Nivel 5

Se califica como la automatización total, sin ningún control humano, siquiera condiciona o eventual.

De hecho, estos autos no tienen volantes ni ningún tipo de mando. Simplemente, traen pantallas para que los pasajeros puedan visualizar las condiciones y dinámicas de manejo.

Cedric, de Volkswagen, es uno de los prototipos de autos con automatización total que está revolucionando la industria, lo cual también abarca el futuro del transporte terrestre de carga.

4. Drones y aeronaves no tripuladas en general

En el futuro – no tan lejano – estas herramientas podrían penetrar de lleno en la industria del autotransporte.

Por medio de los drones las empresas podrían mantener vigilancia remota de sus unidades y rutas de entrega, para prevenir riesgos, visualizar la dinámica de trabajo y, en general, obtener información de interés.

De hecho, empresas de transporte que trabajan con productos de poco volumen y en cantidades moderadas, como los alimentos a domicilio, pueden valerse de estas aeronaves para hacer las entregas directamente, sin intervención humana.

¡Bien! Ya sabes cuáles son 4 de las grandes innovaciones tecnológicas que impactan o impactarán el transporte de carga terrestre en México y el mundo.

Si tienes alguna duda o inquietud, ¡déjanos un comentario y te ayudaremos con gusto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beneficios del transporte de carga consolidada
Tips y Consejos

Beneficios del transporte de carga consolidada

Por: Omar Q
Leer más
¿Por qué invertir en tecnología para reducir costos en una empresa de autotransporte?
Tips y Consejos

¿Por qué invertir en tecnología para reducir costos en una empresa de autotransporte?

Por: Omar Q
Leer más
Mejorar la contratación de operadores para tu empresa de autotransporte
Tips y Consejos

Mejorar la contratación de operadores para tu empresa de autotransporte

Por: Omar Q
Leer más