México: +52 (55) 6819 2288 / Monterrey: +52 (81) 1492 4979 / León: +52 (477) 104 8181

Acceso a la Plataforma V3.0    

11 May

¿Cómo calcular el rendimiento de combustible?

Es un hecho que para que una empresa de autotransportes pueda alcanzar niveles de rendimiento óptimos y generar rentabilidad, se debe poner mucha atención en la eficiencia del diésel. Por eso, a continuación, te vamos a enseñar cómo calcular el rendimiento de combustible.

En este artículo mostraremos las técnicas más eficientes para lidiar con el bajo rendimiento del diésel, algunas recomendaciones técnicas y tecnológicas. Pero antes de esto, te explicaremos las razones por las que calcular y promover el ahorro de diésel es tan importante.

¡Seguramente esto llama tu atención y te traemos las mejores razones! ¡Buena lectura!

5 razones de relevancia para promover y calcular el rendimiento de combustible

Esto, en principio, es crucial para garantizar que los recursos de la empresa estén siendo utilizados eficientemente generando una excelente productividad empresarial. Aquí las razones:

1. Ahorro en mantenimiento: capacitación clave para el rendimiento

Esta primera razón viene ligada a las habilidades y recomendaciones técnicas que son claves para aumentar el rendimiento de diésel en nuestros vehículos de carga pesada. Siguiendo las mejores prácticas, nuestros vehículos tendrán un menor desgaste en ciertos elementos críticos del camión.

Estas son algunas de ellas:

I. Hábito de manejo

Antes de hablar de matemáticas simples, debemos conocer y hacer aplicar las mejores técnicas de manejo que rendirán en mayor medida el uso de combustible por un simple motivo: el motor trabajará menos y exigirá menor cantidad de diésel. Entre estas tenemos:

  • evitar altas velocidades;
  • acelerar gradualmente;
  • ir a velocidad constante;
  • usar el aire acondicionado esporádicamente;
  • planear rutas precisas y efectivas.

Este conocimiento debe ser transmitido mediante jornadas de capacitación al personal a cargo del manejo de los vehículos de carga pesada, de esta forma, no solo estaremos al tanto de las buenas técnicas como operadores de logística, sino también los conductores, por ende, si incurren en una falla, estaremos al tanto de ella y el posible error en el que hayan incurrido.

II. Revisión técnica del vehículo de carga pesada

Ya sea que tengas un modelo nuevo o un camión que ya tenga algunos años, el mantenimiento es lo principal para mantener el vehículo en óptimas condiciones y rinda lo mejor posible respecto a múltiples parámetros, entre ellos, el combustible.

La revisión técnica profunda debe hacerse mínimamente una vez por año, en cada uno de nuestros vehículos de carga pesada, de esta forma, estaremos previniendo alguna falla mecánica o de seguridad, evitaremos grandes gastos económicos, preservando el bienestar del operador y de la máquina.

2. Reducción de costos operativos

Este punto viene ligado al primero, puesto que, toca el punto operativo en el manejo del vehículo. Una buena gestión de logística en una empresa puede salvar grandes cantidades de dinero y, por ende, mejorar la economía de la organización.

Pero, ¿cómo lograríamos ahorrar calculando el rendimiento de diésel? De la siguiente manera:

  • Ahorro de energía: Calcular rendimiento de combustible hará que consumamos menos diésel, por ende, ¡podremos aprovecharlo más!
  • Ahorro de costos: Al reducir el principal costo del transporte, supone un ahorro económico.

De esta manera, calcular y promover el ahorro de diésel, es una pieza clave en todo manejo logístico de una empresa de vehículos pesados.

3. Menor riesgo de accidentes

Este es un punto fundamental, no solo para la seguridad, el cuidado de nuestra flotilla y la mercancía del cliente, sino también de cara a nuestros operadores y a la comunidad en sí.

Conducir eficientemente y teniendo el mantenimiento adecuado de nuestros camiones pesados, determinará una menor cantidad de accidentes en la vía que puedan ocasionarle a la compañía fuertes problemas legales y grandes pérdidas económicas por el mismo motivo.

Entre los mantenimientos fundamentales encontramos:

I. Cambio de aceite y filtro de motor

El aceite es un elemento que protege al motor si queremos que funcione correctamente y requiera de la cantidad de combustible justa y necesaria — como debería ser siempre—, entonces debemos mantener el aceite limpio.

El cual, se cambia cada tanto kilometraje, esto depende de cada camión. Por ende, debemos consultar el manual del propietario para saber con qué frecuencia debemos hacerlo.

También debemos cambiar el filtro para eliminar aquellos factores que puedan ralentizar la eficiencia del motor.

II. Verificación de fluidos

Así como el aceite, debemos chequear con regularidad otro tipo de fluidos, tales como:

  • Refrigerante: Mantiene los fluidos del motor en un punto constante de ebullición y congelación, manteniendo una temperatura óptima para su funcionamiento.
  • Dirección asistida: Es un fluido hidráulico responsable del movimiento de los distintos componentes de la dirección del camión.
  • Líquido de parabrisas: Mantener el vidrio del parabrisas limpio significa que la visión del conductor será buena, por ende, evitaremos que este factor afecto su buen manejo.
  • Líquido de frenos: Otro fluido hidráulico, sin embargo, este tiene la función de hacer posible la transmisión de la fuerza ejercida sobre el pedal del freno a los cilindros de freno en las ruedas de los camiones.

Si queremos calcular el rendimiento de combustible tenemos que, primeramente, toda nuestra flotilla de carga pesada en óptimas condiciones, de lo contrario, los cálculos que haremos más adelante no serán certeros.

4. Evitarás el uso de tecnologías poco efectivas

Actualmente, existen diversos dispositivos «tecnológicos» que «ayudan» en el ahorro de combustible, sin embargo, ¡la mayoría son una farsa!

Pero ¿cuál es su argumento? Se llaman «economizadores de combustible» y su funcionamiento se basa básicamente en la creación de un campo magnético que logra reducir las fuerzas de atracción intermolecular, lo cual, optimizaría el consumo de combustible en el motor.

No obstante, la realidad es que las moléculas del diésel no son magnéticas y, además, no existe una unificación de criterios donde aclaren cuál es la frecuencia de resonancia magnética determinada, la cual, no puede ser la misma en todos los tipos de combustible

Ahorrar diésel de la forma correcta permitirá que no instalemos recursos innecesarios y poco efectivos en nuestra flota, por ende, el cálculo del rendimiento de combustible genera mayores beneficios.

5. Menores niveles de emisión

Hemos observado que el ahorro de diésel afecta directamente en la operatividad y gestión empresarial de cara al cliente y a la organización, sin embargo, hay un factor que últimamente está siendo determinante: el medioambiente.

Las emisiones de dióxido de carbono que produce una flotilla es un aspecto relevante a la hora de evaluar la sostenibilidad de la compañía.

Por este motivo, apostar en una estrategia de ahorro de diésel le brindará a la empresa ganancias y reconocimiento social, ya que, estaremos haciendo lo necesario para que la actividad económica sea sustentable y promoviendo el cuidado de los ecosistemas.

Con tantos movimientos ecofriendly alrededor del mundo, ser un aliado del medioambiental representa una imagen positiva y potencialmente utilizable en campañas de marketing verde.

Estaremos ayudando contra el calentamiento global y tendremos mayores oportunidades de negocio. ¡No dejes pasar esta oportunidad!

Sin más preámbulos, prestemos atención a los próximos apartados, pasaremos a tener una lectura técnica y precisa, donde aplicaremos pequeñas y simples fórmulas matemáticas para lograr nuestro objetivo.

¿Te interesa? De ser así, ¡entonces continúa con la lectura!

¿Cómo calcular el consumo de diésel?

Tener pleno conocimiento de cómo sacar el rendimiento del diésel es un factor crucial para determinar si los autotransportes están consumiendo combustible de manera normal o si, por el contrario, está succionando más de lo rutinario, lo cual puede significar un gasto innecesario y evitable de dinero.

Se puede medir de distintas formas que explicaremos aquí.

1. Kilómetro por litro

Una de las ecuaciones más comunes para sacar el rendimiento de diésel en cualquier vehículo es el número de kilómetros conducidos sobre los litros de combustible consumidos.

La mayoría de los fabricantes ya proveen a los usuarios una regla básica del rendimiento del diésel de sus automóviles para que puedan calcular fácilmente cuánta distancia pueden recorrer sin llenar de nuevo el tanque.

Asimismo, el momento para comenzar esta ecuación es el preciso instante en que el autotransporte es recargado de combustible y empieza a desplazarse.

2. Monitoreo avanzado de combustible

Por otra parte, hoy en día existen sistemas digitales que sirven para monitorear el consumo de diésel, por ejemplo, en los tanques de los vehículos, apoyados por una red móvil celular como la Global System for Mobile (GSM), la misma utilizada en los teléfonos celulares.

Con estos dispositivos y servicios, es posible medir y sacar el rendimiento de diésel en tiempo real y proporcionar información muy relevante para los operadores de transporte o los dueños de automóviles, como, por ejemplo:

  • cantidad en tiempo real de las cargas de diésel;
  • lugar, fecha y hora de las llenadas de combustible;
  • consumos precisos y datos sobre el rendimiento por kilómetros recorridos;
  • consumo promedio en un período de tiempo establecido;
  • entre otros.

Estos sistemas suelen ser accesibles tanto para empresas o particulares que estén preocupados por el consumo de diésel o requieran de métricas precisas para optimizar sus procesos y logística.

3. Reiniciar el odómetro

Los vehículos modernos poseen la función de poder reiniciar a cero el odómetro de viaje del tablero. Esta funcionalidad es una de las herramientas más utilizadas por personas y empresas para calcular el rendimiento de diésel.

El odómetro de viaje generalmente se encuentra en la consola central del automóvil —o en el tablero— y con pulsar un simple botón se puede llevar todo el registro a cero (No confundir con el odómetro general del vehículo, el cual es una guía para los mantenimientos del vehículo.

Eso permite que al momento de llenar el tanque de combustible se pueda reiniciar el contador y poder calcular el rendimiento de kilómetros sobre litros de manera simple y precisa.

Otro ejemplo de esta técnica es utilizar el contador de kilometraje que tiene cualquier vehículo, es decir, cuando se rellene el diésel o combustible, se debe tener una referencia de los kilómetros recorridos hasta ese momento para determinar cuánta distancia se desplazó con ese solo tanque.

¿Cómo calcular el rendimiento de diésel de un vehículo?

Para tener los datos de los kilómetros recorridos sobre los litros (KPL) de diésel, se necesitan hacer algunos cálculos básicos para determinar el rendimiento, estos son:

  1. Registrar el kilometraje: Cuando se haya llenado el tanque, se toma como referencia el kilometraje actual. A este número se le puede llamar Kilometraje Inicial y puedes compararlo con el final para obtener el gasto total, o puedes simplemente reiniciar el odómetro y contar desde el cero absoluto.
  2. Se debe mantener una velocidad constante: Es preciso que para obtener una lectura eficiente se conduzca a una velocidad apropiada hasta que el tanque de diésel esté a la mitad; sin embargo, mientras más se pueda avanzar con ese tanque, mejor.
  3. Recargar combustible de nuevo: Se llena de nuevo el tanque, pero ahora tomando como referencia los litros que hacen falta para suplir por completo el automóvil de diésel. Se toma esta referencia del despachador que habitualmente lo muestra al público. Esta cifra se puede denominar como Litros.
  4. Se vuelve a hacer un recorrido a velocidad permitida y de manera constante.
  5. Ahora se toma de nuevo una cifra sobre los kilómetros recorridos para comparar el gasto entre distintos tanques. Así podrás encontrar un patrón que te permita hallar áreas de mejora.

Después, puedes usar la siguiente ecuación para determinar si el rendimiento del diésel del automóvil se mantiene constante y dentro de los parámetros normales del automotor o si, por el contrario, existe una pérdida.

La ecuación es la siguiente:

KPL = Kilometraje B – Kilometraje A / Litros.

Eso, evidentemente, generará un número que debes comparar con una tabla de rendimiento para saber si, en efecto, el rendimiento está contemplado en los parámetros normales o si estás frente a una falla en el suministro interno o consumo de diésel.

Medida de rendimiento de diésel

Si el resultado anterior es menor al número 47, significa que el automóvil tiene una deficiencia marcada y notoria en el aprovechamiento o rendimiento de combustible.

Pero, si la cifra se encuentra entre 48 y 50, este vehículo está dentro de los parámetros ideales de consumo.

Asimismo, si el resultado es mayor a 51, significa que el rendimiento es mucho mayor del promedio lo que da a entender que el consumo es más que eficiente. Es apropiado que en estas condiciones se realice un mantenimiento constante para conservar dicha eficiencia.

Sácale todo el provecho a tu diésel

Con toda esta información, ya sea mediante un monitoreo manual o a través de dispositivos tecnológicos, se pueden tomar acciones para sacar el máximo rendimiento de diésel de un autotransporte de manera muy sencilla.

Es crucial, tanto para el bolsillo de una persona natural como para la de una empresa, resguardar los recursos económicos y garantizar la máxima eficiencia de uso del combustible.

¿Quieres seguir aprendiendo sobre cómo medir el rendimiento de combustible? Si es así, tenemos un contenido ideal para que cualquier persona pueda educarse sobre las métricas para determinar esto. ¡Haz clic aquí para ir al artículo!

Leave a Reply