fbpx

5 tipos de carreteras que debes conocer si te dedicas al autotransporte

La red de carreteras nacionales ha crecido mucho en los últimos años y, para cualquiera que se dedique o quiera dedicarse al área del autotransporte, es vital entender los tipos de carreteras que la conforman y cómo afectan la operación de tu empresa.

Aunque no lo parezca a simple vista, lo cierto es que la logística puede requerir ajustes o cambios importantes dependiendo de la clase de ruta que se recorra, y justamente de eso queremos hablar en este artículo.

¡Sigue leyendo y conoce los tipos de carreteras que existen!

Brechas mejoradas y caminos rurales 

Si consideramos su valor, este es más social que económico, ya que son las que facilitan el acceso a las pequeñas comunidades.

Son carreteras modestas y, por lo general, no pavimentadas. Tienen especial transcendencia si consideramos su efecto en las actividades locales y en la calidad de vida de esas regiones. 

La responsabilidad sobre los caminos rurales, en su mayoría, se ha transferido a los gobiernos estatales. Actualmente, pocos kilómetros se encuentran a cargo de la Secretaria de Comunicaciones y Transporte (SCT).

El problema con estas carreteras es que suelen estar en un estado muy precario y, en algunos sitios, no están tan monitoreadas, por lo que el riesgo de robos de vehículos y mercancía es un tema importante que tratar.

Dicho esto, existen destinos que solo pueden alcanzarse por medio de este tipo de carreteras, y estos retos no significan que no puedas usarlas, simplemente que tienes que ser más precavido y asegurarte que tienes sistemas de contingencia en caso de que se presente algún problema.

Redes Estatales 

Estas carreteras son importantísimas, tanto para el desarrollo de la economía nacional como para la comunicación regional. Considerando estos últimos aspectos, las redes regionales enlazan las zonas agrícolas y ganaderas y aseguran una integración eficiente de áreas ubicadas en diferentes regiones del país.

Muchas de estas carreteras, si bien están bien comunicadas desde el punto de vista de transporte, suelen tener muchos problemas de alcance telefónico o de Internet, por lo que, sino cuentas con sistemas especializados —como un sistema de rastreo satelital—, es probable que tus vehículos se encuentren incomunicados durante una buena parte del trayecto.

Por supuesto, no es necesario explicar por qué esto te hace vulnerable, especialmente en traslados largos y frecuentes donde cada momento que el operador pasa en carretera aumenta la probabilidad de que suceda algo.

Red Federal de Carreteras 

Atendida por el gobierno federal, registra en sus vías la mayor parte de los desplazamientos tanto de cargas como de pasajeros. Son carreteras entre las ciudades que canalizan recorridos de larga distancia.

Lamentablemente, una buena parte de esta red de carreteras se encuentra en malas condiciones, lo cual puede aumentar las probabilidades de accidentes y disminuir la velocidad del trayecto.

De acuerdo a su costo

Además de la clasificación mencionada anteriormente, es importante señalar que existe otra forma de clasificación: de acuerdo a su costo.

Por supuesto, quizás ahora estés pensando que lo más sencillo es irse por la más barata, pero esto no es necesariamente la mejor opción.

Carreteras Libres 

Este tipo de carretera permite la comunicación entre una comunidad principal con otra. Como son consideradas caminos de dominio público, cualquier persona puede circular por ellas.

Es decir, ninguna institución, sea del ámbito público o de carácter privado, puede cobrar por su utilización.

Por lo general, son vías viejas con poco mantenimiento. La mayoría tiene apenas un carril por sentido. Además, los carriles acostumbran estar muy próximos y sin elementos de separación, y suelen hacer rodeos a través de valles y montañas, aumentando la distancia recorrida.

Si bien esta opción abarata los costos de peaje, aumenta el tiempo en carretera, lo cual puede aumentar los gastos y disminuir las ganancias con el paso del tiempo.

Autopistas de Cuota 

Son carreteras pagas, es decir, los usuarios deben pagar cuotas de mantenimiento para utilizarlas. En lo que se refiere a los costos, estos son muy variables. Algunos de los factores que influyen son el tipo de vehículo usado, la comunicación entre ciudades y la empresa que detenga la concesión.

Su carácter pago posibilita que las autopistas se encuentren en mejores condiciones que las carreteras libres. Incluso, podemos decir que las vías de cuota son más nuevas y mucho más cuidadas que las vías de dominio público.

Además, también suelen representar un trayecto mucho más corto y optimizado. Esto puede reducir una buena cantidad del tiempo de traslado, y permitir que la empresa haga más entregas y que estas lleguen cuando corresponde.

Por eso, es importante que hagas un análisis sobre lo que más te conviene: gratis, pero un poco más lento, o costoso, pero más rápido y seguro.

¡Y listo! Esperamos que esta pequeña guía te haya servido.

Si quieres descubrir otros artículos similares, ¡no dejes de suscribirte a nuestro newsletter!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beneficios del transporte de carga consolidada
Tips y Consejos

Beneficios del transporte de carga consolidada

Por: Omar Q
Leer más
¿Por qué invertir en tecnología para reducir costos en una empresa de autotransporte?
Tips y Consejos

¿Por qué invertir en tecnología para reducir costos en una empresa de autotransporte?

Por: Omar Q
Leer más
Mejorar la contratación de operadores para tu empresa de autotransporte
Tips y Consejos

Mejorar la contratación de operadores para tu empresa de autotransporte

Por: Omar Q
Leer más