fbpx

¿Qué debes checar a la hora de comprar un camión de segunda mano?

Camión de segunda mano.

Comprar un camión de segunda mano requiere una menor inversión que la necesaria para adquirir un vehículo nuevo. Sin embargo, cuando el camión no está en buenas condiciones se corrobora la expresión: lo barato sale caro.

Antes de confirmar la adquisición de un camión usado, es fundamental poner atención en diversos puntos. 

¡Fíjate en los tips que presentaremos a continuación y asegura una excelente compra! 

1. Entiende las necesidades 

Saber qué buscas es el primer paso para hacer una buena compra. Define exactamente lo que deseas considerando para qué tipo de carga lo necesitas, el modelo ideal, las preferencias relacionadas a la potencia del motor y los precios aceptables para negociación.

Otro aspecto importante a considerar es el área geográfica donde el vehículo será utilizado —ruta, ciudad, caminos vecinales, entre otros. 

2. Investiga precios 

Comprar un camión de segunda mano requiere una buena planificación. Sobre el precio, luego de entender las necesidades de la flota y seleccionar la marca, modelo y año del vehículo, es hora de contactar a los vendedores.

Busca precios, analiza las condiciones de pago e intenta dar con descuentos.  

3. Desconfía de precios muy bajos 

Los precios bajos son una tentación para cualquier administrador de flota, puesto que una menor inversión significa un retorno más rápido y, en el caso de pago en cuotas, una deuda menor. Pero es fundamental poner atención en los precios muy bajos.  

Valores inferiores a los cobrados por el mercado pueden esconder problemas graves en el vehículo. Busca opciones dentro del precio que la empresa está dispuesta a pagar acordes a la marca, modelo, año y potencia del motor.  

4. Piensa antes de cerrar el negocio 

No permitas que el vendedor presione para cerrar el negocio rápidamente. Algunos de los principales argumentos utilizados por estos profesionales son el descuento en el valor original del vehículo por tiempo limitado, el interés de otro cliente por el mismo camión de segunda mano o cambios en la legislación, pero, a menudo, no son verdaderos. 

Tómate el tiempo necesario para analizar si este es un buen negocio y si el vehículo realmente está acorde a las necesidades de la empresa. 

5. Analiza el camión de segunda mano en horas diurnas 

Efectuar la revisión del vehículo en un estado no habitual como mojado o encerrado, dificulta la percepción de daños como rasguños, puntos de oxidación, pinturas superpuestas y manchas.

A veces, es preferible optar por un vehículo con algunas imperfecciones visibles que adquirir un camión de segunda mano con muchas pinturas superpuestas debido a la ocurrencia de varios accidentes. 

6. Verifica la documentación 

La documentación es uno de los puntos más importantes. Normalmente, quien desea comprar un camión de segunda mano, lo solicita de manera casi instantánea. Es fundamental que el vehículo cuente con todos los documentos necesarios para que la transferencia al nombre de la empresa sea hecha de forma rápida y sin imprevistos.  

Realiza un rastreo a fondo. Verifica si existen multas, cómo está la situación del camión ante la justicia, el pago de impuestos y otras informaciones que ameriten cuidado. 

7. Realiza el test del imán 

Toma un imán y envuélvelo en un paño. Luego, deslízalo sobre la carrocería. Si se suelta significa que existen agujeros cubiertos por sustancias plásticas.

Puedes analizar la presencia de este material alternativo percutiendo la carrocería. Si suena diferente, detectarás el arreglo de plástico. 

8. Fíjate si tiene señales de oxidación 

Es importante que te fijes en la existencia de puntos de oxidación en los locales cerca de las gomas, en la parte inferior de las puertas, guardabarros, parte inferior de la carrocería, canaletas y en los bordes de las tapas del maletero y de la capota del motor.

Levanta las alfombras. Si hay puntos de oxidación, agua o humedad, significa que el sello de la goma de los vidrios y puertas tiene problemas o existen agujeros en el piso. 

9. Observa las puertas y faros 

Si las puertas no cierran correctamente y los faros son diferentes o funcionan de manera incompatible con los comandos, no cierres negocio. Puede que el arreglo de estas estructuras tenga un costo elevado. 

10. Verifica si hubo colisión trasera 

Actualmente, existen muchos recursos tecnológicos para garantizar impecables trabajos mecánicos. Sabemos que los arreglos en las carrocerías son cada vez más imperceptibles, pero, aun así, es un aspecto que requiere atención.

Fíjate si hay puntos raros de soldadura o falta de alineación entre la tapa del maletero y la pared trasera. 

11. Prueba la suspensión del camión 

Oscila el camión de un lado a otro. Si al soltarlo se mueve dos veces o más, los amortiguadores de la cabina pueden estar con problemas. Esto, más allá de ocasionar daños en el panel frontal de la cabina y pérdida financiera, puede perjudicar la salud del operador.  

Los neumáticos gastados también pueden ser una señal de importantes problemas en la suspensión, alineación y balanceo de ruedas. 

Probablemente, si el volante de dirección y la palanca de cambio se encuentran desgastados, el camión de segunda mano tiene más de 200 mil kilómetros de ruta. Recuerda que vehículos revestidos con cuero aparentan menos tiempo de uso.

12. Realiza un test drive 

Lo ideal es que realices un test drive con el camión de segunda mano cargado, verificando el desempeño del motor en las subidas, la precisión de los acoples de marchas, el funcionamiento de la caja de cambio y del eje trasero.  

Con el motor funcionando en marcha lenta, remueve la varilla de medición de aceite y fíjate si hay un exceso de salida de humo blanco. Este puede ser un indicio de que el motor está necesitando ser reacondicionado. 

13. Llévalo al mecánico 

Es importante que tu mecánico de confianza revise el camión antes que cierres la compra. Este profesional podrá informarte con precisión si vale la pena o no invertir en el vehículo.

En el momento de la verificación, solicítale que eche un vistazo en el motor y en la caja de cambio, ponga atención en ruidos excesivos y otros aspectos que puedan denunciar problemas en el funcionamiento del camión. 

Esperamos que, al llegar hasta acá, hayas entendido cómo escoger un camión de segunda mano de buena calidad. ¿Tienes dudas sobre el tema? ¡Envíanos tus preguntas en el campo de comentarios! 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beneficios del transporte de carga consolidada
Tips y Consejos

Beneficios del transporte de carga consolidada

Por: Omar Q
Leer más
¿Por qué invertir en tecnología para reducir costos en una empresa de autotransporte?
Tips y Consejos

¿Por qué invertir en tecnología para reducir costos en una empresa de autotransporte?

Por: Omar Q
Leer más
Mejorar la contratación de operadores para tu empresa de autotransporte
Tips y Consejos

Mejorar la contratación de operadores para tu empresa de autotransporte

Por: Omar Q
Leer más