fbpx

4 tipos de carga que debes conocer y su logística

Para definir las acciones pertinentes a llevar a cabo para una cadena de suministros efectiva, rápida y económica, es fundamental conocer los tipos de carga logística, de esta forma, evitaremos inconvenientes con el transporte de cualquier tipo de mercancías y cumpliremos nuestro objetivo primordial: llevar un proceso fluido sin dilaciones de forma y fondo.

 

Sin más preámbulos, vamos a explicar los 4 tipos de carga que debes conocer y su logística. ¡Disfruta la lectura!

 

1. Carga general

 

Es cualquier topo de carga que se pueda transportar en pequeñas cantidades y en unidades por separado.

 

Este tipo de carga puede ser contada por número de bultos, por lo tanto, son manipuladas como unidades que se transportan y almacenan juntas. Y, pueden ser:

 

  • Carga fraccionada: Los bienes están sueltos o individuales, son manipulables como unidades separadas, su logística de transporte puede ser en fardos, cajas, paquetes, tambores, etcétera.
  • Carga unitarizada: En este caso, la carga está agrupada en unidades de tamaño, como, por ejemplo, pallets o contenedores, los cuales, son utilizados para ser transportados.

Este tipo de carga tiene un manipuleo seguro y ágil, evitando el saqueo, daños, pérdidas y protege contra la degradación térmica, biológica u otros agentes ambientales.

 

Carga a Granel

2. Carga a granel

 

Es aquella mercancía que se transporta en grandes cantidades sin la necesidad de empaquetado ni embalaje, es decir, el mismo medio de transporte funciona de recipiente. Para cuantificar la carga se emplean medidas de volumen o masa.

 

Existen varios tipos de transporte de mercancía logística a granel con un tipo de carga logística distinta, los cuales son:

 

I. Transporte de mercancía a granel líquido

 

Este tipo de mercancía comúnmente es cargada y descargada del barco con el uso de tuberías y estaciones de bombeo, por ende, se transporta en tanques o depósitos especialmente diseñados para alojar materias líquidas. Entre estas encontramos:

 

  • productos químicos;
  • petróleo y gas natural;
  • alimentos en estado líquido.

 

Son productos muy delicados por el estado en que se encuentran y lo complicado del transporte.

 

II. Transporte de mercancía a granel sólida

 

Se refiere al tipo mercadería que puede despacharse desde la misma fábrica, yacimiento, mina o donde sea originada la materia, para esto, generalmente se utilizan grúas, silos, tolvas o cintas de transporte en los trabajos de estiba.

 

Son múltiples las opciones a granel sólida que pueden ser transportadas:

  • granos, como el maíz o el trigo;
  • productos químicos, pueden ser fertilizantes o resinas;
  • carbón, bauxita o algún otro mineral.

 

¿Cuál es la operación logística?

 

Como detallamos unos párrafos atrás, el tipo de transporte utilizado en el caso de la mercancía a granel líquida son los buques, los cuales, deben estar específicamente diseñados para ello bajo unas fuertes medidas de seguridad.

 

Por ejemplo, los buques tanque y petroleros están construidos con doble casco para una mayor resistencia. Son enormes y, en peso muerto, pueden superar las 400,000 toneladas.

 

En el caso de la mercancía a granel sólida, se utilizan buques mercantes de gran tamaño llamados graneleros o bulk carriers. Poseen una única cubierta corrediza con varias escotillas y compuertas correderas. Pueden llegar a pesar hasta 200,000 toneladas.

 

3. Carga peligrosa

 

Se refiere a los productos que tienen un trato extremadamente especializado puesto que, en caso contrario, tendrían repercusiones fatales tanto en seres humanos, el medio donde se transporta y daños irreparables en los ecosistemas.

 

Se caracterizan por tener propiedades explosivas, oxidantes, venenosas, radioactivas o corrosivas y, dependiendo de su nivel de peligrosidad, la Organización de Naciones Unidas (ONU) reglamenta sobre su transporte y las clasifica en 9 tipos:

 

  • gases;
  • líquidos y sólidos inflamables;
  • sustancias comburentes y peróxidos orgánicos;
  • material radioactivo;
  • explosivos;
  • sustancias tóxicas y sustancias infecciosas;
  • sustancias corrosivas;
  • objetos peligrosos varios.

 

La logística de las mercancías peligrosas constituye una especialidad que requiere de un tratamiento adecuado para prever graves accidentes. Por ende, es fundamental que los vehículos y los embalajes tengan una identificación característica que detalle el contenido y su grado de peligrosidad.

 

Este es uno de los tipos de carga logística más complicados en términos de fiscalización, puesto que implica una serie de requisitos, tales como:

  • documentación adecuada;
  • instalación de rótulos de riesgos y paneles de seguridad;
  • colocación y estado de conservación de los embalajes, de los vehículos y equipamientos;
  • verificación de los equipamientos de seguridad, entre otros.

 

Una actividad responsable aminora los riesgos, optimizan el rendimiento y mejoran la productividad de la empresa contratante o de su departamento logístico.

 

4. Carga perecedera

 

Hablar de carga perecedera es sinónimo de productos que pueden deteriorarse fácilmente con el tiempo o cuando son expuestos a condiciones de temperatura inadecuadas.

 

Más que nada se trata de productos alimenticios debido a la degradación natural de sus características.

 

Hacer llegar un producto de calidad al consumidor es imprescindible para que sea consumido en masa. Algunos de los productos perecederos son:

  • frutas y verduras;
  • carne y sus derivados;
  • pescados y los mariscos;
  • productos lácteos;
  • flores, entre muchos otros.

 

Para lograr que la mercadería llegue en óptimas condiciones, se deben utilizar tipos de transporte específicos.

 

Claves para el transporte de mercancías perecederas

 

Debido al poco tiempo en el que pierden sus propiedades bajo ciertas condiciones medioambientales, el transporte de este tipo de mercancías exige ciertas medidas de seguridad y control específicas para que se mantenga la integridad del bien.

 

Los tipos de unidades para el transporte de productos perecederos son 4:

  • Isoterma: Construida con material aislante, limitando el intercambio de calor con el exterior.
  • Refrigerante: Tienen instalada una fuente de frío que mantiene la temperatura hasta -20 °C.
  • Frigorífica: Permite una temperatura de la caja permanente entre -12 °C y -20 °C.
  • Calorífica: Permite elevar la temperatura dentro de la caja y mantenerla constante a no menos de 12 °C.

 

¡Ahora conoce el medio de transporte indicado en cada caso!

 

Cortas distancias

 

En esta situación se utilizan camiones refrigerados para distancias más cortas, una de las principales ventajas es que permite un servicio puerta a puerta a bajos costos.

 

Largas distancias

 

Para recorridos más largos, descartamos los camiones y ponemos sobre la mesa la vía aérea, la cual, es una opción viable, fácil y rápida para productos que se degradan fácilmente.

 

Y, por último, por vía marítima dentro de contenedores con temperatura controlada. Los barcos son comúnmente utilizados para productos congelados sin una fecha de caducidad cercana —siempre y cuando se mantenga la cadena de frío.

 

¡Esto es todo!

 

Como ves, el tipo de carga a transportar forma parte importante para determinar qué vehículo se usará para su transporte y las condiciones en las que estos deben encontrarse.

 

¿Tienes alguna duda o comentario referente al tema? ¡Escríbenos en la casilla de abajo! Nos encanta ayudarte.

 

One thought on “4 tipos de carga que debes conocer y su logística

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué es la gestión de flotas V2V y cuál es su importancia?
Tips y Consejos

¿Qué es la gestión de flotas V2V y cuál es su importancia?

Por: Omar Q
Leer más
¿Cómo es posible conocer las condiciones del tráfico con un optimizador de rutas?
Tips y Consejos

¿Cómo es posible conocer las condiciones del tráfico con un optimizador de rutas?

Por: Omar Q
Leer más
7 ventajas de adoptar un software de gestión de flotas
Tips y Consejos

7 ventajas de adoptar un software de gestión de flotas

Por: Omar Q
Leer más